Sígueme

Concello de Vilamartín de Valdeorras
Calendario
julio 2014
L M X J V S D
« Jun   Ago »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  
Lo más visto

Buenos días “Niñer@s”:

               Cómo ha empezado esta semana? Por finnnnnn…..parece que el calor ya se queda con nosotros así que toca disfrutar de todas las actividades que podamos hacer al aire libre, si o si.

              Como bien os he dicho en algún post anterior, siempre me gusta complementar mis sesiones de entrenamiento con alguna otra, una a dos veces por semana de: yoga, Pilates,  estiramientos, relajación etc. Siempre intento que coincida con mi día de descanso o con aquellos días donde la intensidad del entrenamiento no sea tan alta y me permita compaginarlo de una manera tranquila y no ir todo el día con el gancho puesto.

              Hoy me gustaría compartir con vosotr@s una sesión que hice este domingo de yoga en un paraje que me tiene enamorada. Un marco ideal en el embalse del Burguillo, que me aporta una tranquilidad inigualable que no sentía desde hace mucho tiempo, acompañada por mi equipación «asics»  y por banda musical de: Stolen dance- milky chance.

Embalse del Burguillo.

            Brevemente, os haré un pequeño resumen del significado de “yoga”, ya que de lo contrario podríamos estar escribiendo  páginas y más páginas del tema, así que disculpad si me quedo un poco corta a la hora de explicarlo o me salto alguna información que sea verdaderamente significativa. Ya sabéis que hoy en día en Internet podéis encontrar muchos datos respecto al tema, acudiendo donde un profesional o sino, al final de este post os aporto los datos de un libro que a mi me gusta mucho, me resulta muy útil y del que saco mucha información de la que aquí os plasmo.

           “El yoga es una antiquísima filosofía, mucho mas cercana a nosotros de lo que no creemos; es un medio para superar el dolor que nace de los deseos o de la dificultades derivadas de las enfermedades o desgracias.

             La causa principal de los dolores humanos es la “avidya” (la ignorancia, el no conocimiento), que nos impide discernir la unidad y la divinidad de las innumerables apariencias fenomenológicas.

             Con lo cual, hemos de saber que todos los yogas, a través de sus respectivos métodos, tienen una misma finalidad: “eliminar, en quien lo practica, el conflicto interno entre naturaleza y espíritu.”

 

            Yo en concreto, me limito a realizar varias “asanas”(fácil, cómodo, implica permanecer inmóviles durante un tiempo, sin esfuerzo alguno). Para ello necesitamos un alto poder de concentración a la hora de la ejecución y a la hora de controlar nuestra respiración al mismo tiempo. La realización de estas  no tiene un valor curativo pero si que nos permiten gozar de una buena salud y a evitar muchos problemas de enfermedades. La práctica y realización de ellas evitan que caigamos enfermos o nos ayudan a encontrar la salud perdida, intentando con ello mantener o restablecer la inmunidad natural que estamos perdiendo o que ya hemos perdido, y permite que nuestro organismo encuentre de nuevo de forma natural el equilibrio interior con el exterior.

 

            Hoy en concreto os voy a mostrar una de las “asanas” que suelo practicar y os explico a través de estas fotos su ejecución, beneficios y contraindicaciones, ya que no todas son actas para todas las personas.

 POSTURA(ASANA) DEL ARBOL

              Dicha postura es un poco difícil de ejecutar de entrada, ya que necesitamos para su realización un poquito de equilibrio, concentración mental y elasticidad. Así que tranquil@s si las primeras veces que intentéis hacerla no lo conseguís, a mi después de muchos años sin hacerlas, también he de confesaros que a veces sigo perdiendo el equilibrio.

Desequilibrio en la ejecución!

             Detalles a tener en cuenta:

                         1/ Esta “asana” cabe destacar que es desaconsejable para aquellas personas que tengáis lesiones en las rodillas o si padecéis varices en las piernas.

 

                      2/ En contraposición, si que es adecuada para aquellas personas que padezcan en algún ámbito de su vida, de una situación de estrés, de desequilibrio tanto físico como mental, o para aquell@s que sufran de ansiedad. También nos va a ser útil para posteriormente la ejecución de las “asanas” en posición sentada.

 

                    3/ La postura del árbol, es aconsejable realizarla por la mañana, ya que por la tarde el sistema nervioso se encuentra más fatigado.

 

                 4/ Una vez que empezamos su realización os recomiendo que os relajéis a través de vuestra respiración tranquilamente y fijéis vuestra vista en un punto en el horizonte o  bien, si la ejecución es el interior, dejad vagar vuestra imaginación a un paisaje que os trasmita armonía.

 

               5/ Conseguido esto, pasamos a la ejecución en sí de dicha postura, donde nuestra máxima preocupación será mantener el equilibrio y la postura final, manteniendo una armonía en todo el cuerpo por igual y no cargando únicamente en una de las caderas todo el peso de la realización:

 

               *Posición inicial: de pie con el cuerpo recto.

Posición inicial.

 

              *Fase de ejecución: consiste en llevar el pie derecho ayudado con la mano del mismo lado (derecha) en dirección al muslo izquierdo por encima de la rodilla izquierda. La rodilla derecha hemos de intentar separarla=abrirla lo máximo posible, aunque esto vendrá condicionado de la elasticidad de cada persona, no os preocupéis sino podéis colocarla perpendicularmente a  la pierna que permanece apoyada en el suelo.  

Pie-mano derechos.

 Pie-mano izquierda            

               *Una vez conseguido el equilibrio de tronco inferior, ya sólo nos quedará situar nuestras manos uniendo las palmas a la altura del pecho y permanecer en dicha posición uso minutos. Colocad bien vuestra posición de espalda, sacando el pecho hacia fuera, dejando el vientre hundido y los hombros cayendo naturalmente pero sin contraerse.

Lado derecho!postura del árbol

 

Lado izquierdo, postura del árbol!

        Y en esto consiste esta “asana” tan fácil como relajante. Una vez terminada con una pierna, hagamos lo mismo pero con la pierna contraria. Y como colofón final es aconsejable, que os pongáis en el suelo boca arriba y  os relajéis unos instantes.

        Cuando realicéis estos ejercicios con constancia en pocos días podréis ver que son muy fáciles y que su realización os trasmitirá una armonía 100%.

        Hace años los realizaba con asiduidad, pero en los últimos con tanto ajetreo me olvidé un poco de ellos sin darme cuenta del bien que me aportan y de que realmente, no es cuestión de tener o no tiempo, sino que de organizarlo debidamente.

        Sin más Niñer@s, deseo que os haya servido un poquito de ayuda y podáis sacar provecho de mi nuevo post.

        No me gustaría despedirme sin recomendaros  sino vais a clases y decidís practicar “asanas” por vuestra cuenta, que siempre os respaldéis mínimamente por un libro para ello. A mi,  de los que más me han gustado y del que casi siempre saco toda mi información es del siguiente: “Yoga, teoría y práctica” Francesca Chiapponi, editorial LIBSA.

Vista de espaldas, postura del árbol!

Paz y amor

 

we demand something with a go everywhere walk ability that looks good
quick weight lossIn Defence Of Homosexuals Part 4